Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

El paisaje del olivar aspira a ser el tercer Patrimonio de la Humanidad de la provincia de Jaén

El Paisaje del Olivar, las ciudades de Úbeda y Baeza y las Pinturas Rupestres del Arco Mediterráneo serían los tres elementos con esta declaración. El Consejo de Patrimonio Histórico acaba de aprobar la candidatura del paisaje del olivar para que sea incluida en la lista de Patrimonio Mundial de España. La decisión es uno de los acuerdos adoptados en la 79ª reunión de esta entidad, celebrada en el Centro Niemeyer de Avilés. Esta lista es un documento supervisado por la Unesco que debe realizarse conforme a unos criterios determinados y aprobarse técnicamente por el grupo de trabajo que, dependiente del Consejo de Patrimonio Histórico, analiza estas propuestas. “Este es el primer paso para que puedan ser considerados Patrimonio Mundial”, ha subrayado la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial de Jaén, Pilar Parra, que ha sido la encargada de presentar esta candidatura ante este Consejo del Patrimonio Histórico, un órgano de colaboración entre la Administración del Estado y las comunidades autónomas cuya finalidad esencial es facilitar la comunicación y el intercambio de programas de actuación e información relativos al Patrimonio Cultural Español.

Esta inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de España supone sólo el primer paso en el camino hacia la declaración de Patrimonio de la Humanidad, a la que aún queda bastante recorrido. En su exposición, Parra ha incidido en que los Paisajes del Olivar en Andalucía “son sin duda merecedores de una candidatura y una muy posible inscripción en la lista de Patrimonio Mundial, como muchos de los paisajes culturales asociados a la agricultura que ya están inscritos en esta lista”. En esta línea, ha argumentado que “es un paisaje cultural paradigmático, que integra perfectamente lo material y lo inmaterial, ha generado así un paisaje prototípico, como podemos ver en nuestra propia provincia el mar de olivos, cuyas líneas se extienden hasta el infinito, y comprende un increíble e impresionante patrimonio arquitectónico, artístico, histórico, etnográfico, arqueológico e industrial”.

De hecho, la provincia de Jaén cuenta con más de 60 millones de olivos, lo que supone el mayor bosque humanizado del planeta. También los 97 municipios jiennenses presentan una gran oferta gastronómica vinculada al aceite de oliva, así como numerosas opciones para practicar el oleoturismo.

En el caso de que se consiga que el paisaje del olivar sea declarado Patrimonio de la Humanidad, será el tercero con el que cuente nuestra provincia. En el año 1998 recibieron esta distinción las pinturas rupestres del Arco Mediterráneo, un conjunto del que forman parte pinturas ubicadas en la provincia de Jaén como Aldeaquemada y las estribaciones de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, concretamente el municipio de Quesada. En esta zona destacan la Cueva del Reloj, la Cueva del Encajero o el Abrigo del Cerro Vítar. El conjunto artístico, datado aproximadamente entre el 8000 a. C. y 3500 a. C., está formado por más de 700 sitios, de los cuales cerca de 50 se encuentran en la provincia jiennense.

Además, las ciudades de Úbeda y Baeza fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en el año 2003, ya que fueron reconocidas como un excepcional ejemplo de arquitectura urbana renacentista. Ambas ciudades son un ejemplo único de la introducción de los cánones renacentistas en España, que se reflejan en sus iglesias, palacios y casas señoriales. Se trata de un modelo urbanístico, de claras influencias italianas, que nuestra tierra dotó de características propias antes de exportarlo a Latinoamérica en el periodo colonial. Andrés de Vandelvira, uno de los arquitectos más prestigiosos de la época, dejó numerosas huellas de su grandiosa obra en las dos ciudades.

Compartir la entrada
Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.