Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Jaén es la provincia española con una mayor superficie natural protegida

La provincia de Jaén es conocida como el Paraíso Interior debido a que no tiene costa, pero también por una cuestión muy relevante: se trata de la provincia española con una mayor cantidad de superficie natural protegida. De hecho, el territorio jiennense alberga cuatro parques naturales que suman más de 300.000 hectáreas de superficie natural especialmente protegida, una superficie mayor que las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa o que un país entero como Luxemburgo.

Este enorme territorio protegido y la gran variedad de espacios y climas hacen que la biodiversidad jiennense esté considerada como una de las más importantes de España y de Europa. En total, la provincia de Jaén cuenta con cuatro parques naturales, tres parajes naturales, dos reservas naturales, cinco monumentos naturales y dos parques periurbanos.

 

Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas

Buena parte de “culpa” de estas grandes cifras la tiene el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, que abarca más de 200.000 hectáreas y está considerado como el espacio protegido más extenso de España y el segundo de Europa, según la web oficial de Turismo de la Diputación Provincial de Jaén. Este territorio, reconocido como Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1983, tiene una importancia tan grande que es el segundo espacio europeo con mayor número de especies vegetales endémicas.

Sierra de Cazorla

De hecho, estas sierras suponen la mayor extensión boscosa continua de pinares de toda España, lo que incluye los árboles más antiguos de la Península Ibérica, con más de mil años de antigüedad. El Parque Natural atesora una de las floras más ricas de toda la cuenca mediterránea, con más de 1.300 especies catalogadas. En cuanto a la fauna, destaca la presencia de ciervos, cabras montesas y jabalíes, así como del buitre leonado, águila real, y quebrantahuesos, que está en proceso de reintroducción. A todo ello hay que sumar que dentro del Parque Natural nacen dos de los ríos más importantes de España: el Guadalquivir y el Segura.

Todo esto motiva que el Parque Natural sea uno de los espacios más visitados de Andalucía, ya que cuenta con atractivos como la ruta del río Borosa, considerada una de las más hermosas de España, la Torre del Vinagre o pueblos de gran belleza como Segura de la Sierra, Hornos o Cazorla. Mención aparte merece Quesada, potente foco cultural gracias a sus dos museos dedicados a Rafael Zabaleta y Miguel Hernández.

 

Sierra de Andújar

Sierra de Andújar

En plena Sierra Morena se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Andújar, con cerca de 75.000 hectáreas de superficie. En cuanto a su flora, abundan las encinas, los quejigos y los alcornoques, mientras que en la fauna hay que señalar la presencia de especies como el lince o el águila real, que aquí encuentran uno de sus escasos refugios dentro de la Península Ibérica.

La ganadería tiene cierta importancia en la economía local, con extensas dehesas dedicadas a la cría de toros de lidia o a la explotación cinegética de ciervos, gamos, corzos, muflones y jabalíes. Así, el deporte de la caza constituye un recurso económico de primer orden en los afamados cotos públicos y privados del Parque.

De interés turístico son el Santuario de la Virgen de la Cabeza, donde todos los años se celebra la romería más antigua de España, los embalses del Jándula y del Encinarejo, el Complejo medioambiental Cercado del Ciprés, que cuenta con un jardín botánico y un Aula de la Naturaleza o el recientemente inaugurado Centro de Interpretación de la Miel.

 

Sierra Mágina

Sierra Mágina

Las casi 20.000 hectáreas de este parque natural componen un macizo aislado en el que se encuentran los picos más altos de la provincia de Jaén. Este territorio supone un valioso refugio de la flora mediterránea que incluye especies muy poco comunes en el sur de la Península Ibérica. El Parque cuenta con más de 1.290 especies vegetales catalogadas, entre las que se encuentran varias que son únicas en el mundo, como Jurinea fontqueri, un tipo de cardo específico de este Parque Natural, o la Lithodora nítida, la erinácea, la Vicia glauca, la Junirea fontqueri (en peligro de extinción) y la Arenaria alfacarensis. También se pueden encontrar 27 especies diferentes de mamíferos, como la cabra montés, el jabalí, el gato montés, el tejón o la jineta.

Por otra parte, el turista puede encontrar numerosas cuevas con pinturas rupestres como la Cueva de la Graja (Jimena) o la Cueva del Morrón (Torres), así como castillos de gran interés como el de Albanchez de Mágina y fenómenos de gran atractivo como las caras de Bélmez, que poseen su propio centro de interpretación.

 

Despeñaperros

Cimbarra
El Parque Natural de Despeñaperros, puertas de entrada a Andalucía, es el más pequeño de la provincia jiennense, con unas 7.717 hectáreas. Aquí se encuentra una formación rocosa única, paredes verticales dan lugar a paisajes excepcionales como “Los Órganos”, catalogado como Monumento Natural. El Parque Natural también destaca por sus bosques galería, formados por alisos, fresnos y sauces, aunque también abundan los encinares y alcornocales, en los que se pueden encontrar jabalíes y ciervos.

Entre los atractivos culturales de la zona sobresale uno de los santuarios ibéricos más importantes de la península, situado en el Collado de los Jardines. Muy cerca del Parque Natural se halla la cascada de la Cimbarra, espectacular salto de agua de 60 metros situado junto al pueblo de Aldeaquemada. En sus proximidades destacan los importantes yacimientos de Arte Rupestre Levantino y Esquemático de Aldeaquemada, declarados por la UNESCO, en 1998, Patrimonio de la Humanidad: Tabla del Pochico, Poyos de la Cimbarra o Garganta de la Hoz.

Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.